Nadando en aguas frías

Los pingüinos son nadadores rápidos y elegantes de las gélidas aguas árticas. Sus cuerpos están adaptados a las duras condiciones climáticas. A diferencia de los pingüinos, la dorada sufre en aguas frías. De hecho, durante el invierno, las aguas mediterráneas pueden pasar un costoso peaje a las doradas que crecen en jaulas marinas. A bajas temperaturas observamos tasas de crecimiento muy bajas, incluso negativas con pérdida de peso, ingesta de alimento muy reducida y una limitada capacidad del pez de cubrir sus necesidades de oxígeno (hipoxia sistémica).  Además, “la enfermedad del invierno” puede hacer presencia pudiendo comprometer seriamente las funciones internas del pez.

Estos efectos son particularmente serios para las doradas más grandes, aquellas que viven su segundo invierno. Además del frío estos peces pasan por el proceso de maduración gonadal que puede traducirse en pérdidas de biomasa de entre 10-20 %  tras el desove.

Estos son los principales puntos a tener en cuenta a la hora de desarrollar un “pienso invernal” para la dorada.

En este contexto de grandes retos, BioMar ha desarrollado INTRO Qardio M y EFICO Qardio M dirigidos a ayudar a los peces a mantener el crecimiento y una buena condición durante el periodo invernal, fortaleciéndoles desde el interior. De esta manera estarán mejor preparadas para el periodo de crecimiento rápido que les espera cuando la temperatura se recupere.

La gama de productos  “Qardio M” de BioMar combina los últimos resultados de I+D a través de una formulación optimizada con vitaminas extra, ingredientes específicos y potentes microingredientes. Los piensos Qardio M contribuyen a mantener el buen funcionamiento del sistema inmune y a proteger y fortalecer el corazón y el sistema cardiovascular del pez. Esto puede ayudarles a afrontar mejor su limitada capacidad interna de captación de oxígeno a bajas temperaturas, contribuyendo de esta manera a mantener el crecimiento y una buena condición. Además, la formulación de la gama Qardio M contribuye a disminuir el almacenamiento de grasa en las vísceras, algo particularmente importante en la dorada.

Para maximizar los parámetros de crecimiento y mejorar el estado de salud del pez, BioMar recomienda preparar a los peces para el invierno, unas 3-4 semanas antes del periodo de bajas temperaturas, con el uso del pienso funcional EFICO Plus 805 y cambiar a INTRO y EFICO Qardio M cuando la temperatura desciende a 16 oC o por debajo, manteniendo su uso durante todo el periodo frío. Cuando la temperatura empieza a recuperarse, es recomendable volver a EFICO Plus 805 durante otras  3-4 semanas para pasar después a un pienso de alta energía y aprovechar al máximo el periodo de crecimiento rápido (finales de primavera y verano). 

Por favor, contacte con nosotros para  más información sobre nuestros productos y servicios.